Te propongo que te hagas estas preguntas…

-¿Cuántas actividades haces en tu vida solo por diversión?
-¿Tu compañero-a de juegos favorito?
-¿Por qué crees que de adultos nos volvemos tan serios?
-¿Qué haces cuando te “da el bajón?
-Uno de los momentos más divertidos de tu vida.
-El famoso psicólogo Wayne Dyer aconsejaba: ” Todas las semanas, una vez mínimo acostúmbrate a hacer un poco el loco, aunque se rían de ti”
-¿Tú ultima locura?
-¿Qué es lo que más te hace reír en esta vida?

Vivir la vida como un juego, sin tanta preocupación, sin apegos, divirtiéndote más, escuchando la música que más te agrade, leyendo los libros que más te inspiren, caminando por el placer de caminar, mirando las estrellas, contemplando el agua de un río o del mar, DEDICÁNDOTE TIEMPO A TI MISMO.

Vivir una vida de adulto, con responsabilidades, que las tenemos, pero sin olvidar esa parte infantil que todavía está ahí, el niño interior.

Divertirse, reírse, eleva nuestra vibración, nos hace poner la atención en las maravillas de la vida, no en lo que nos falta, y aún atraemos más maravillas a nuestra vida.

GRACIAS, TE AMO.

M. JOSÉ CABANILLAS