Creo que en muchas ocasiones estamos demasiado en la mente y no oímos el lenguaje del alma, que es el sentimiento, el alma nos intenta guiar continuamente, de hecho;

Tienes una vida que te satisface? entonces tú sigues tus sentimientos.

Tienes una vida que no te satisface? entonces tú NO  sigues tus sentimientos.

Tampoco tenemos que confundir sentir con impulso mental, la mente-ego es astuta, el ego no es malo ni bueno ES, y en muchas ocasiones nos ha ayudado a sobrevivir, pero tenemos que saber como “juega”. El ego es una barrera al amor, nos vuelve inconscientes ante la vida porque el ego es MIEDO.

Creo que el uso excesivo de la mente hace que de toda la realidad que nos rodea solo captemos una pequeña parte, y esa pequeña parte está muchas veces llena de confusión, de ruido, porque está repleta de palabras, palabras que en muchas ocasiones vienen de la mente y no del corazón.

El ruido constante, el externo y el interno es una especie de droga, y muchas veces una forma de evitar lo que NO QUEREMOS VER PORQUE NOS DA UN POCO DE MIEDO, O MUCHO MIEDO… bueno, lo nuevo siempre da miedo, pero para conseguir avanzar y VIVIR es necesario superar esa sensación de alarma…

La comprensión exige SILENCIO, por eso es tan importante también el efecto mantra de ho´oponopono, para detener ese ritmo frenético de los pensamientos y conectarte con tu sentir, con lo que te dice tu alma, o como se ha dicho siempre, lo que te dice tu corazón, la mente asfixia,  el corazón respira, es el único órgano que late entre todos los órganos y en el silencio empiezas a oír su voz.

La inteligencia debe ser alumbrada por los sentimientos para convertirse en sabiduría,

M.JOSÉ CABANILLAS